El vuelo del Cisne Supremo (Lakshmi Devi)

El gran filósofo y maestro espiritual Sri Aurobindo afirmaba: “Un símbolo expresa no el juego de cosas abstractas o ideas en formas imaginarias, sino una verdad viviente o una visión interior”. Nuestro símbolo en Deleite Profundo es el cisne, un Cisne Supremo. Este símbolo nos acompañará en nuestra travesía y será el protagonista de los diferentes mundos. Experimentará cada una de las etapas, se transformará y se manifestará como una verdad viva, hermosa e inspiradora.

Dos décadas atrás, cuando viví en los Himalaya con el pueblo tibetano, descubrí con fascinación el simbolismo de su cultura y su espiritualidad, el Budismo Mahayana. Los símbolos más sagrados representan ideas filosóficas, formas de comprender la existencia y vehículos para llevar la consciencia hacia ámbitos más elevados. En el mundo tibetano, los símbolos del Budismo están presentes por doquier, en sus altares, en las calles, en las banderas o en las paredes de sus templos. Los tibetanos dicen que estos símbolos son señales que nos recuerdan la interrelación entre los mundos interior y exterior. Sus maestros explican que con el conocimiento del significado y la práctica de integrar el símbolo en la consciencia es posible transformar la realidad.

Hace muchos años tuve un sueño vívido: un sabio me mostraba cómo los símbolos existían antes y mas allá de los idiomas. Me decía que los símbolos tienen un poder que puede unificar nuestra visión, más allá de la concepción intelectual. Después de esta experiencia comencé a concebir los símbolos sagrados como una señal o indicación, capaz de dirigir mi visión hacia el eterno presente.

Nuestro Cisne busca recordarnos que con la ayuda de la belleza y la poesía de la vida podemos llegar al alma.

En el universo de Deleite Profundo, nuestro símbolo del Cisne Supremo representa la travesía interior que cada uno puede emprender. Es un símbolo de la posibilidad de vivir en un estado de gozo desde la parte sagrada del Ser. Al lado de mi Maestro y en mis años de caminar, aprendí que en la búsqueda de la sabiduría y en la unión con lo sacro es esencial tejer un dulce deleite en la mente y el corazón. Nuestro Cisne busca recordarnos que con la ayuda de la belleza y la poesía de la vida podemos llegar al alma.

En la naturaleza, el cisne habita en la tierra, se desliza sobre el agua y planea en el aire. Es un ser que fluye con facilidad en estos elementos. Universalmente ha estado asociado con la belleza, la pureza y la gracia. En muchas culturas ha sido un símbolo del amor, que hace duraderas las relaciones con otros. Al mismo tiempo, tiene mucha fortaleza y la capacidad de ser feroz para protegerse.

Cuando elegimos el símbolo del Cisne para Deleite Profundo, consideramos sus cualidades naturales, pero además quisimos recuperar su extraordinario significado en las filosofías de la India. En el texto antiguo de la Hamsa Upanishad, el cisne es sinónimo del Alma (Atma) y de su liberación (moksha). Así, cuando nos unimos el símbolo del Cisne estamos conectándonos con nuestra Alma y con su anhelo de realización. Esa Alma liberada, en la filosofía india, recibe el nombre de Cisne Supremo (Paramahansa).

En cada mundo de Deleite Profundo seguiremos al Cisne en su viaje. Las palabras y detalles de este protagonista serán espejos de la travesía de nuestra alma, en su búsqueda de Paz, Consciencia, Amor y Creación. El Cisne seguirá la marcha del Sol, que iluminará distintos aspectos de su consciencia, su vida y crecimiento. Su camino será nuestro camino; sus desafíos y aprendizajes serán los nuestros, y la apertura de sus alas por el Deleite Profundo será nuestra apertura. El Cisne será un símbolo que nos recuerde nuestro llamado esencial a despertar y volar.

Fotografía: Raphael Schalle.
2018-08-06T12:57:42+00:00 12/04/2018|